Los labios mienten ¡los ojos no!

Cuantas veces uno se levanta por las mañanas y tiene que demostrar ante los demás que esta alegre, que todo va perfecto, que la vida es un camino de rosas……….

Cuantas veces hacemos esto!!!!!. Y por dentro estamos con un nudo en el estomago porque por mucho que pensamos, por mucho que quieres expresar lo que te pasa, no hay forma de poder sacar ese nudo que uno tiene en el estomago y la cabeza totalmente en Off.

Cuantas ocasiones tiene uno de poder expresar esos sentimientos, dudas, etc., con otras personas y aun asi no ser eficaz, pues la persona receptiva no te entiende o no sabes expresarte adecuadamente. Entonces caes en un sentimiento de culpabilidad total, caes en un pozo que cuesta muchísimo encontrar la salida. Dicen que las “confesiones” son buenas tanto para el cuerpo como para el alma, que el problema es que no encuentras el confesor adecuado, aquel que te tiene que sacar todo con un gancho pues esta todo tan profundo que es necesario.

Cuanto nos cuesta llorar, mucho, en soledad quizás sea una medida, pero llorar junto con alguna persona que al menos te comprenda algo libera el alma y el cuerpo. Si hablas con demasiada libertad, la inmensa mayoría de las veces se te vuelve en contra y otras personas aprovechan tu confesión como si fuera un boomerang para utilizarlo contra ti.

Con los cual uno no sabe si debe de buscar “Confesor o confesora” y quizás se encuentre fuera de tu entorno habitual y uno no se da cuenta o si!!, pero el hecho de encontrarlo a veces da miedo.

Pueden salir muchos sentimientos.

Los labios mienten ¡los ojos no!

Y como siempre mezclo las cosas  ya no sé lo que escribo........



yo_claudivs

2 comentarios: